cancelar
Mostrando los resultados de 
Buscar en lugar de 
Quiere decir: 

La historia del primer correo electrónico en España

Highlighted
Community Manager

La historia del primer correo electrónico en España

 

primer correo electrónico en España 1.jpg

 

Cada día se envían en el mundo más de 2.500 millones de correos electrónicos, una herramienta imprescindible para comunicarse, trabajar y estudiar.

 

Una gran evolución si se piensa que solo hace 35 años desde que se envió el primer correo electrónico en España, un hito del que sus autores no recuerdan bien ni su fecha ni su contenido. Tal vez no imaginaban que estaban haciendo historia de la tecnología.

 

De UUCP a EUNET

 

En 1977 Michael E. Lesk desarrolló UUCP (Unix to Unix Copy), un protocolo que permitía enviar correos entre ordenadores UNIX usando una simple línea de teléfono y un módem. Hasta ese momento, la conexión entre equipos solo era posible con aparatos de un mismo fabricante o mediante la obtención de permisos y la adquisición de costosos equipos. El nuevo UUCP abarataba el acceso al intercambio de archivos, por lo que abría las puertas a un gran número de usuarios. 

 

Un año después nacía UUCPNET, una red abierta y colaborativa que, en su llegada a Europa, pasó a llamarse EUNET. Este ‘ARPANET de los pobres’, como lo llamaron algunos, conectaba ya, en 1982, a países como Suecia, Dinamarca, Holanda y Rusia.

 

El papel de ETSIT

 

Tal y como explican en este artículo de Xataka, el primer email español se envió desde la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid (ETSIT-UPM). 

 

Juan Quemada, profesor del centro, vio el potencial de utilizar la red UUCPNET para mantener contacto directo con sus colegas de otras universidades en Europa y Estados Unidos.

 

Era 1984 y España estaba viviendo grandes cambios económicos y sociales. Su entrada en la Comunidad Económica Europea estaba programada para 1986 pero, mientras tanto, diferentes investigadores españoles trabajaban ya en proyectos europeos. Por lo que necesitaban un medio de comunicación ágil y dinámico, que no dependiera de las redes privadas de un fabricante.

 

 

primer correo electrónico en España 2.jpg

 


Así, Quemada contactó con Fenando Fournon, administrador de sistemas de la Cátedra de Comunicación de Datos, para llevar a cabo en España las primeras conexiones con el nodo central europeo de EUNET, ubicado en Ámsterdam (Países Bajos). Estas pruebas preliminares se realizaron a principios de 1985 usando Xenix, un sistema operativo basado en UNIX. La primera comunicación la efectuó el profesor Joaquín Seoane, que estableció el protocolo que se usaría a partir de entonces.

 

En otoño de ese mismo año, Fournon montó un servidor de correo en un ordenador de ETSIT y envió el que sería el primer correo español de prueba a la capital holandesa. Tras el éxito de los primeros intentos, desde Ámsterdam concedieron acceso oficial al nodo, lo que permitió enviar mensajes al resto del mundo. Para esas primeras comunicaciones usaron el dominio de la universidad, por lo que ese primer email se podría haber mandado desde la dirección furny@etsit.es.

 

Email para todos

 

Rápidamente, la comunidad académica tuvo constancia del logro obtenido por el equipo de Fournon, en el que también trabajaron Juan Viñas y Juan Riera. Y desde otras universidades no tardaron en solicitar permiso para conectarse al nodo. Ellos también querían comunicarse con Europa y el resto del mundo de una forma económica y rápida.

 

Para satisfacer esas peticiones, y como no podían dejarles usar el dominio de su departamento, decidieron desarrollar el primer nodo de correo español. Llamado Goya, en homenaje al pintor aragonés, se trataba de un servidor SUN 3/160 que, a través de una conexión telefónica y el protocolo X.25, enlazaba con el equipo central de Ámsterdam. A partir de 1986, una parte del trabajo de estos ingenieros y profesores consistió en viajar a universidades de toda España montando servidores de correo.

 

Después más instituciones y empresas vieron la utilidad del correo electrónico y crearon sus propios nodos que pudieran conectarse con los equipos de ETSIT. El email había llegado a España para quedarse.

 

Y aunque este hito cambió para siempre la vida de las personas, los propios pioneros quieren quitarse méritos. Ellos enviaron el primer email en una red abierta, basada en la programación libre, pero, para ser rigurosos, el correo electrónico ya estaba funcionando en redes propietarias de algunas empresas.

 

Por Noelia Martínez

Imágenes | Stephen Phillips - Hostreviews.co.uk, Brett Jordan on Unsplash