cancelar
Mostrando los resultados de 
Buscar en lugar de 
Quiere decir: 

7 cosas que haces con tu móvil sin darte cuenta y están acabando con él

Highlighted
Community Manager

7 cosas que haces con tu móvil sin darte cuenta y están acabando con él

11cosasmóvil01.png

 

En un momento de la vida en el que no podemos vivir sin teléfono móvil, hay pocas cosas que puedan afectarnos tanto en la rutina como perderlo, dejarlo en casa, o peor, que deje de funcionar inesperadamente. Aunque a veces se nos olvide, un smartphone es un aparato electrónico y, por tanto, un elemento sensible a muchísimos factores que le van consumiendo lentamente.

Desde Comunidad Jazztel te contamos algunos hábitos que seguimos con nuestro smartphone y que podrían suponer su fin inmediato.

 

Llevar el móvil en el bolsillo de atrás

 

Una práctica tan sencilla como letal. ¿A qué se debe esto? ¿Cómo puede afectar a mi móvil donde lo lleve? Es fácil: depende de la buena memoria que tengamos.

 

Si lo guardamos en el bolsillo de atrás del pantalón y, en cualquier descuido, nos sentamos de manera un poco brusca, lo mejor que puede ocurrir es que la pantalla se rompa en mil trocitos. Otra de las consecuencias de sentarnos encima del móvil es doblarlo. Esto no tiene por qué afectar de manera inmediata, sin embargo, acabará pasando factura a su funcionamiento con el paso del tiempo. En cualquiera de los casos es una práctica a evitar, ¡mejor prevenir que curar!

 

Utilizarlo mientras está cargando

 

11cosasmóvil02.png

 

Este hábito no sólo es perjudicial para el sistema interno del smartphone, sino también para su batería. Cuanto más dejemos de lado el cuidado del teléfono, menos durará la carga, se llenará más lentamente y las aplicaciones no funcionarán como al principio.

 

Como habrás notado, cuando ponemos a cargar cualquier aparato, se calienta más de lo normal. Por lo tanto, si a esto le sumamos el calor que generan nuestras manos, provocamos un exceso de temperatura que a su vez puede derivar en reinicios, averías, un rendimiento más lento y bloqueos inesperados.

 

Llevarlo sin funda

Lo más normal es encontrar en poco tiempo una funda que nos guste para nuestro móvil nuevo. Sin embargo, a veces son tan bonitos al natural que evitamos cubrirlo a toda costa.

 

Aunque tengamos todo el cuidado del mundo (las primeras semanas, claro), es inevitable que se nos caiga, lo dejemos apoyado en un mal sitio o se derrame un poquito de líquido demasiado cerca.

A raíz de esta práctica debemos hacernos una pregunta: ¿prefiero cubrir mi teléfono o quedarme sin él? Además, existen fundas transparentes que muestran perfectamente el diseño. Eso sí, debemos intentar cambiarlas cada pocos meses porque el plástico se vuelve amarillo con el uso y el paso del tiempo.

 

Llevarlo siempre que vamos al baño

11cosasmóvil03.png

Seguro que la mayoría de las veces que vas a ducharte (o a cualquier otra cosa) llevas el teléfono móvil contigo. A veces incluso el ordenador.

 

Lo normal es dejarlo sobre el lavabo, la tapa del váter o en cualquier estantería cercana a la ducha para escuchar música o estar atentos por si llegan notificaciones.

 

Esto supone un gran problema por el vapor que produce el agua caliente, que a su vez produce humedad en el ambiente y se convierte en uno de los peores enemigos de cualquier aparato electrónico. Por no hablar de los efectos adversos que provoca en la batería y del riesgo que corremos de que en cualquier descuido, el teléfono que caiga en dentro de la ducha o en el inodoro. Ahí sí que estaría perdido del todo.

 

Usarlo cerca del agua

 

11cosasmóvil04.png

 

La playa, la piscina, el chiringuito, la montaña o la nieve. Entornos que nos encantan pero muy peligrosos para nuestro smartphone.

 

Desde Comunidad Jazztel publicamos un artículo donde te contamos cómo proteger tu móvil de las inclemencias veraniegas. Lo que no significa que no puedas seguir esos consejos más allá de la época estival.

 

Ya hemos hablado de lo malo que es el calor para la batería, por no hablar del agua (sobre todo la salada), la arena y el polvo, tan corrosivo para el interior del sistema. La temperatura afecta sobre todo a la batería y ocurre tanto con mucho calor como con mucho frío. Un entorno que está bajo cero también estropea el rendimiento del sistema general de cualquier aparato.

 

Por lo tanto, para un plan en localizaciones con zonas húmedas o cualquier elemento que pueda suponer un peligro para nuestro smartphone, lo mejor es dejarlo guardado en un bolso o comprar un smartwatch para estar al día de qué ocurre en todo momento sin necesidad de exponer nuestro teléfono.

 

Evitar las actualizaciones

Sabemos que las actualizaciones siempre tardan un tiempo y que no solemos encontrar un buen momento para hacerlo. Pero, como todo lo que nos aconsejan los fabricantes, es algo favorable para el funcionamiento del smartphone.

 

Actualizar el el sistema operativo hace que rinda mejor, se caliente menos, y consuma un porcentaje menor de batería. En resúmen, si mantenemos nuestros móviles al día y tenemos cuidado al usarlos, conseguiremos que vivan el doble o incluso el triple de tiempo.

 

Por Tatiana Ojeda Bermúdez

 

Fotos: Pixabay / Rawpixel / nemo88 / laura 6

 

Si tu duda ha sido resuelta, ayuda al resto de usuarios marcándola como solución
 
Si lees un comentario que te ha sido útil, ayuda a mejorar la comunidad dándole un "gracias"