cancelar
Mostrando los resultados de 
Buscar en lugar de 
Quiere decir: 

Cómo funciona un móvil con más de una SIM

Pe_Jazztel
Community Manager

Cómo funciona un móvil con más de una SIM

 

móvil con más de una SIM.jpg

 

Un móvil con doble SIM es una opción interesante para poder contar con dos números de teléfono. Esta característica tiene indudables ventajas para muchas personas, pero también supone que debamos conocer algunos aspectos sobre su funcionamiento para saber qué podemos hacer en cada momento.

 

Qué es un móvil con doble SIM

 

Son aquellos que cuentan con la posibilidad de incorporar dos tarjetas SIM. Con cada una de ellas tendremos diferenciado lo siguiente:

  • Un consumo de datos.
  • El consumo de tiempo de llamada, incluido su desglose.
  • Su propio número de teléfono. 

 

Es distinto al empleo de adaptadores multiSIM, que permiten colocar varias tarjetas SIM en una misma ranura. En este caso, hay dos ranuras, lo que puede posibilitar, por ejemplo, poder emplear diferentes líneas al mismo tiempo.

 

Qué ventajas aporta un móvil con más de una SIM

 

  • Disponer en un mismo aparato de dos líneas diferentes. Eso puede ser cómodo para establecer perfiles distintos. Por ejemplo, puede que tengamos un número para los contactos íntimos y otro para otras relaciones. De este modo, podemos gestionar nuestra agenda según las prioridades de cada momento. También es muy usado por profesionales que quieren tener un número solo para el trabajo y otro para la vida personal.
  • Tener dos tarifas que podemos asignar a cada SIM según nuestra conveniencia. Por ejemplo, si consumimos muchos minutos de llamadas en el trabajo y muchos datos en la vida personal, podemos buscar sendas tarifas que se adapten a cada una de esas circunstancias. Otro caso útil es el de quien hace muchas llamadas internacionales y busca alguna tarifa específica, pero quiere seguir disfrutando también de la que mejor se adapta a sus otras necesidades. 
  • Ahorrar espacio y ganar comodidad. Lógicamente, tener dos o más móviles es una alternativa a un dual SIM. Esto nos aportará, probablemente, algunas ventajas en términos de características más adecuadas para cada uso en cada smartphone. Sin embargo, llevar un solo dispositivo es mucho más cómodo: menos peso, menos espacio, menos probabilidades de olvidar uno de los dispositivos, etc.
  • Más barato. No necesitamos comprar más de un teléfono para poder contar con más de una línea.

 

Qué hay tener en cuenta cuando se tiene un móvil con doble SIM

 

  • Debemos asegurarnos de que insertamos cada SIM en el lugar adecuado. De lo contrario, puede que hagamos llamadas o consumo de datos con la tarifa equivocada.
  • Este aspecto lo debemos reflexionar previamente, ya que algunos móviles pueden acoger dos tarjetas SIM, pero con características diferentes. Por ejemplo, puede que en una de ellas no tengamos conexión de datos y hay que elegir cuál de las dos líneas sacrificamos en este sentido. 
  • También nos informaremos de qué pasa con cada SIM cuando la otra entra en funcionamiento. Esto es importante, ya que hay muchos modelos en los que, por ejemplo, no podríamos recibir un mensaje por una línea mientras por la otra estamos manteniendo una conversación.
  • Es importante comparar las prestaciones del móvil dual SIM con las de otras alternativas. Normalmente, supone sacrificar algunas características y hay que acostumbrarse a utilizar el móvil de otra manera. De todos modos, es cierto que la disponibilidad de modelos con esta opción es amplia, lo que permite que podamos elegir el más adecuado para nuestros hábitos.
  • Conviene personalizar claramente los tonos de llamadas y mensajes de cada línea. Con ello sabremos por qué línea nos llegan las novedades y podemos darles la prioridad oportuna.
  • En algunos modelos, es posible que contar con dos SIM implique retirar espacio en el dispositivo para poder insertar una tarjeta microSD, que suele ser una interesante alternativa para obtener más almacenamiento.

 

La doble SIM es una idea que, con toda lógica, cada vez seduce a más usuarios, pero que, en todo caso, debe elegirse tras pensarlo bien.

 

Por Gonzalo García Abad.

Imagen| Jim Reardan en Unsplash