cancelar
Mostrando los resultados de 
Buscar en lugar de 
Quiere decir: 

Cinco videojuegos con conciencia ecológica para el Día del Medioambiente

Pe_Jazztel
Community Manager

Cinco videojuegos con conciencia ecológica para el Día del Medioambiente

image1.jpg

Nuestro planeta nos pide a gritos que dejemos de mirar para otro lado ante realidades como las que afirman que el procesamiento de materiales genera la mitad de los gases invernadero del mundo y es responsable del 90% de la pérdida de biodiversidad.

 

Los videojuegos pueden ser un gran instrumento para crear esa conciencia ecológica que tanto se necesita, ya que pueden servir para acercar los valores medioambientales a las generaciones más jóvenes. En el Día del Medioambiente, estos ejemplos demuestran que a los desarrolladores también les importa el entorno natural.

 

‘Climate Quest’, contra el desastre climático

 

 

 

EarthGames es una comunidad de investigadores y amantes de los videojuegos que cree que la mejor manera de conectar con los nativos digitales es ofrecerles herramientas que les apasionen.

 

Entre los muchos videojuegos que han ideado destaca ‘Climate Quest’. El jugador debe escoger entre cuatro perfiles: un planificador urbanístico, un ecologista, un científico agrícola o un estudioso del clima para solucionar las diferentes crisis climáticas que se presentan en Estados Unidos (las situaciones se basan en pronósticos reales de la Evaluación Nacional del Clima). Con una estética retro que recuerda a los clásicos de Nintendo de ocho bits, este juego ganó el Climate Game Jam

 

‘Green Cities’, de la factoría Cities Skylines

 

 

En el Día del Medioambiente, imposible no hablar de este simulador de ciudades sostenibles de Paradox. Si la versión original permite crear y gestionar una ciudad, esta expansión se centra en la construcción de una urbe ecológica en la que la contaminación se reduzca al mínimo.

 

Green Cities’ posibilita el diseño de casas sostenibles, jardines verticales, tiendas que venden productos de proximidad y espacios verdes. Para que la ciudad cuente con todos los recursos que necesita, se pueden instalar bases geotérmicas y solares.

 

Entre otras opciones, está permitido reducir el tránsito de vehículos e incentivar el transporte urbano, limitar la contaminación acústica e instaurar normas para una correcta gestión de residuos.

 

‘Eco-Creatures’, animales al rescate

 

 

En 2008, Nintendo lanzó para su videoconsola DS uno de los primeros juegos considerados con conciencia ecológica: ‘Eco-Creatures’. El protagonista del juego es Dorian, un ogro de estrafalario aspecto que se alía con los roedores del bosque para impedir que la deforestación acabe con su hogar. 

 

Con el patrocinio de WWF, el videojuego presenta tres tipos de criaturas para proteger el entorno: las Ecolis hacen crecer los árboles, los Ecomon atacan desde el aire y los Ecoby son capaces de construir puentes. Dorian se encarga de invocarlos y usar sus poderes en cada una de las 40 misiones, cada vez más complejas, que quieren librar a la naturaleza de los agentes contaminantes. 

 

‘Civilization VI’: el Día del Medioambiente es todos los días

 

 

Esta saga de videojuegos conocida por desarrollar civilizaciones complejas apuesta por el más difícil todavía con ‘Gathering Storm’, una expansión en la que la sostenibilidad es el valor fundamental.

 

La evolución industrial se equilibra con una extracción de minerales y generación de combustibles respetuosa con el medioambiente, en las que se reduzcan al máximo las emisiones de CO2, so pena de sufrir catástrofes climáticas como inundaciones, huracanes y sequías.

 

Además, en ‘Civilization VI’, el jugador debe asistir periódicamente a congresos mundiales (que recuerdan a los organizados por la Organización de las Naciones Unidas) para decidir sobre el uso de recursos y materiales que influyen en el calentamiento global y sancionar a las naciones más contaminantes.

 

ECO, sin sostenibilidad no hay vida

 

 

Con una premisa muy parecida al anterior pero con mayor implicación medioambiental, tenemos ECO. Se trata de un juego en línea con el que construir un mundo desde cero, pero en el que cada pequeña decisión tiene unas consecuencias determinantes para el entorno natural.

 

Su ecosistema es una frágil maquinaria en la que cada elemento está integrado y es dependiente del resto. Los avances científicos y tecnológicos auguran prosperidad para el jugador, pero su ambición por crecer debe ser compensada con el respeto a unos recursos naturales finitos. Para lograrlo, el jugador puede, por ejemplo, recoger datos de las emisiones de sus industrias y analizar su impacto en el medioambiente.

 

Aunque solo se ha lanzado la versión beta, el equipo detrás de ECO anima a los educadores a usar este videojuego en las aulas y a trabajar codo con codo con su extensa comunidad.

 

Por Noelia Martínez

Imagen | Grant Ritchie on Unsplash