cancelar
Mostrando los resultados de 
Buscar en lugar de 
Quiere decir: 

¿Qué podemos aprender del Día Mundial Sin Coche?

¿Qué podemos aprender del Día Mundial Sin Coche?

coche.jpg 

 

El Día Mundial Sin Coche se celebra el 22 de septiembre y pone el colofón a la Semana Europea de la Movilidad. Ambas iniciativas tienen un objetivo común: hacernos reflexionar sobre si estamos empleando de forma adecuada el automóvil.

 

Por qué un Día Mundial Sin Coche

 

Sobre la mesa tenemos dos grandes preocupaciones. Por un lado, la mayoría de los turismos tienen un motor de combustión. Eso supone, en origen, una explotación de recursos naturales. Y más tarde una cadena con diferentes impactos ambientales hasta llegar a la gasolinera (industria, transporte, etcétera). Y, sobre todo, la mayor preocupación se relaciona con la sostenibilidad de la vida en las ciudades, tan dependiente del control de emisiones contaminantes.

 

Por otro lado, hay una segunda preocupación. El uso excesivo del coche puede perjudicar a nuestra salud. No solo respiramos un aire de peor calidad, sino que también nos convierte en una sociedad más sedentaria de lo deseable.

 

Iniciativas para un transporte eficiente y sostenible

 

Está claro que debemos aprender a emplear los diferentes medios de transporte de una forma más sostenible. Veamos algunas de las principales acciones y tecnologías que pueden ayudarnos a lograrlo.

 

Medios digitales para la optimización de rutas

Hacer menos kilómetros en coche es posible si seguimos las indicaciones de una app como Android Auto. Además, podemos evitar atascos, accidentes y otras incidencias. Con estas aplicaciones se ayuda a un uso más razonable del espacio urbano.

 

Además, si una vez nos bajamos del vehículo disponemos de más información como peatones, evitaremos desperdiciar viajes. Quizá íbamos a hacer algo, pero descubrimos que es posible que también realicemos otra actividad que teníamos pensada para otro día. De este modo, se pueden ahorrar trayectos.

 

Más recorridos a pie

Caminar ayuda a valorar los lugares y sus posibilidades. Al andar, se descubre un mundo que no está al alcance del parabrisas o la ventanilla de un coche, ante los cuales todo pasa con mucha rapidez. Cuando una sociedad entera dedica más tiempo a los trayectos a pie se observan sus ventajas e inconvenientes, lo cual permite iniciar nuevas acciones para estimular aquellas y limitar estos.

 

Por tanto, los recorridos a pie se alimentan a sí mismos. Su promoción contribuye a nuevos hábitos que integren acciones para un transporte más sostenible. Al mismo tiempo, se están sentando las bases para que el coche se emplee cuando de verdad ofrece mayor rendimiento. E igual sucede con los demás medios, desde el transporte público al patinete eléctrico, pasando por la bicicleta, los vehículos a motor, etcétera.

 

Planificación de trayectos con antelación

Siempre que sea posible, la planificación es un paso para la anticipación, lo que proporciona más seguridad al tráfico. Además, el mejor dominio de las circunstancias del entorno hace más sencillo adaptar la conducción de los vehículos de forma que se minimice la emisión de gases contaminantes.

 

También es una buena manera de visibilizar los costes del viaje en coche y sus causas. En recorridos urbanos, tiene una especial importancia la congestión. Si lo pensamos bien, seguro que encontraremos muchos momentos inadecuados para realizar un desplazamiento en nuestro vehículo privado.

 

Transporte compartido

Compartir vehículos es una forma de poder llegar a los mismos lugares con menos coches. Hace más sostenible el transporte, pero también es una opción rodeada de inconvenientes. No siempre es sencillo encontrar personas con las que realizar un viaje.

 

A día de hoy se están desarrollando apps que permiten disminuir los costes de búsqueda y que promueven la coincidencia. También se busca asentar unas bases razonables para la confianza de los usuarios de coches compartidos. De este modo, se espera que crezca el número de personas que emplean esta alternativa, lo que hará en un futuro más sencillo encontrar buenos compañeros de viaje.

 

Medios de transporte con menos emisiones

La industria de los medios de transporte trabaja en vehículos con menores emisiones. Por ejemplo, los coches eléctricos no contaminan en el lugar donde se usan, lo cual es muy interesante para mejorar la calidad del aire en las ciudades.

 

En cualquier caso, hay que trabajar en la minimización de todos los impactos ambientales (no solo de las emisiones) a lo largo de la cadena completa. El Día Mundial sin Coche es una gran ocasión para seguir pensando cada uno qué puede aportar a un uso más eficiente y razonable de cada uno de los medios de transporte.

 

 

Por Gonzalo García Abad.

 

Imagen | Jacek Dylag en Unsplash

0 RESPUESTAS 0