cancelar
Mostrando los resultados de 
Buscar en lugar de 
Quiere decir: 

Registrarse con la cuenta de Google, Facebook y otros servicios: pros y contras

Pe_Jazztel
Community Manager

Registrarse con la cuenta de Google, Facebook y otros servicios: pros y contras

 

Registrarse con la cuenta de Google, Facebook y otros servicios pros y contras.jpg

 

Cada vez es más habitual poder acceder a una página web o servicio online utilizando nuestra cuenta de Google, Facebook, Twitter e incluso la de Apple y Microsoft, entre otras opciones. A este proceso se le conoce como OAuth o estándar abierto de autenticación y es utilizado por grandes empresas para permitir a los usuarios compartir cierta información de sus cuentas con aplicaciones o sitios web de terceros. A cambio, los interesados pueden registrarse sin necesidad de crear un usuario y contraseña nuevos.

 

Ahora bien, llegados a este punto, es normal que nos asalten las dudas sobre si es seguro este procedimiento; no en vano estamos compartiendo información de nuestra cuenta con terceros. Según la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), del Instituto Nacional de Ciberseguridad, son muchas las ventajas de utilizar este tipo de estándares de autenticación:

 

  • Mayor privacidad de los datos. La OSI nos recuerda que si, por ejemplo, nos registramos con nuestra cuenta de Facebook, la web en cuestión podrá acceder a determinada información pública de nuestro perfil en la red social, pero no a nuestra contraseña. Del mismo modo, si nos pide compartir nuestros datos bancarios, el método de autenticación OAuth garantiza que esta información no sea accesible para la web, igual que otros datos personales de nuestra cuenta. Así, en el caso de que el site sufriese un ciberataque, nuestra cuenta permanecería intacta al no contener ningún dato sensible almacenado en sus servidores.

  • Mayor seguridad de la cuenta. Tal como señala este organismo oficial, compañías como Facebook, Google o Twitter permiten personalizar las opciones de configuración de nuestras cuentas para aumentar su seguridad. Además, cuentan con multitud de recursos con los que prevenir ciberataques e incorporan herramientas, como la verificación en dos pasos, que añaden una capa extra de seguridad a nuestras cuentas.    

  • Más control sobre la cuenta. “Como usuarios podemos configurar en todo momento cuándo queremos que deje de ser válida la autenticación con Google, Facebook o el servicio que se haya utilizado, y dejar de disponer de una cuenta en la página web o servicio online”, destaca la OSI en su página web.    

 

Ahora bien, todo tiene su cara A y su cara B, de modo que, ¿cuáles son las desventajas?

  • Si cae una cuenta, caen todas. Si dependemos de una sola cuenta para utilizar en todos nuestros servicios y esta acabase en malas manos, pondría en peligro la seguridad de todas las demás.

  • Acceso a nuestra información personal. Aunque este problema puede prevenirse configurando correctamente las opciones de seguridad y privacidad de nuestro servicio principal, es cierto que la web donde nos hemos registrado siempre tendrá acceso a parte de nuestra información. Por ejemplo, al perfil público, correo electrónico, teléfono y, en determinados casos, a la información de nuestros contactos, visitas o actividad.    

 

En conclusión, estándares de autenticación como OAuth parece que han venido para quedarse debido a sus múltiples ventajas, tanto para el usuario como para las empresas y servicios online. Sin embargo, no podemos dejar de lado la seguridad de nuestras cuentas y debemos tomar un papel más activo, tal como recomienda la OSI. Para ello, no hay que olvidarse de acceder a las opciones de configuración de seguridad y privacidad, y comprobar que todo está en orden.

 

Por Patricia M. Liceras

Imagen | Thom Holmes (Unsplash)