cancelar
Mostrando los resultados de 
Buscar en lugar de 
Quiere decir: 

¿Sabes cómo crear contraseñas seguras?

Pe_Jazztel
Community Manager

¿Sabes cómo crear contraseñas seguras?

 

contraseñas seguras.jpg

 

El correo electrónico, las cuentas en redes sociales, esa web de compras, la app del banco… La lista es inabarcable. Cada vez se usan más servicios digitales con una necesidad común: contraseñas seguras que garanticen la privacidad.

 

Frente al malware y los ataques cibernéticos, la fortaleza de una buena clave transmite confianza al usuario. Pero ¿saben los internautas cómo conseguir esa invulnerabilidad?

 

Largas y complejas

 

La esencia de las contraseñas seguras es su robustez. Se considera que una clave es sólida cuando tiene al menos nueve caracteres y combina mayúsculas, minúsculas, símbolos y números. Esa fortaleza provocará que los recursos que se han de aplicar para descifrarla no sean rentables en tiempo y esfuerzos para el hacker.

Por ello, es importante evitar códigos demasiado sencillos como ‘abcde’ o ‘1234’, así como palabras excesivamente evidentes como ‘hola’ o ‘login’.

 

Sin datos personales

 

Muchas veces, para facilitar su recuerdo, el usuario elige una contraseña asociada a su intimidad: nombres de familiares, fechas de cumpleaños o la ciudad en la que se vive. Es una práctica totalmente desaconsejada pues, si una persona trata de robar su clave, esas serán las primeras fórmulas que intente.

 

Cambiar la contraseña

 

 

contraseñas seguras cambiar contraseña.jpg

 

También es importante no usar nunca la contraseña que viene instalada por defecto. Su objetivo es garantizar la usabilidad del servicio, garantizar una puesta en marcha más sencilla. Pero este tipo de clave, en routers u otros dispositivos, pueden llegar a encontrarse en foros de internet y, por tanto, estar al alcance de cualquiera.

 

Diferentes claves

 

Se debe usar una contraseña diferente para cada servicio online y no reutilizarlas por muy seguras que parezcan. Si un hacker consiguiera acceder a una de las plataformas, automáticamente todas las cuentas quedarían comprometidas. 

 

Totalmente secreto

 

Parece una obviedad, pero resulta fundamental no compartir nunca las contraseñas con otras personas, por muy cercanas que sean. Cuanto más circule una información privada, más posibilidades hay de que se exponga.

Eso incluye el hecho de anotar las claves para poder consultarlas en cualquier momento. Hay diferentes opiniones respecto a esto. Una de ellas sugiere que, en ningún caso, se apunten en un archivo digital, pues si se lograse acceder a ese dispositivo, toda la información estaría desprotegida.

 

Respecto a hacerlo en un papel, el consejo es guardarlo en un lugar secreto, que solo el usuario conozca, y nunca viajar con el documento por si pudiera perderse. Tampoco es práctico, por ejemplo, escribir la contraseña del email en un pósit que se coloque al lado del ordenador de la oficina. La visibilidad pública anula cualquier supuesta robustez.

 

Contraseñas seguras sí, pero ¿cómo recordarlas?

 

Según datos de la empresa LastPass, cada usuario puede llegar a tener hasta 85 contraseñas entre todos sus servicios. Teniendo en cuenta que deben usarse claves robustas que mezclen diferentes caracteres, es evidente la dificultad que supone poder recordarlas. Pero hay trucos que facilitan la tarea.

 

En primer lugar, se elige una frase completa como un refrán, una expresión coloquial o el estribillo de una canción. Por ejemplo: “no por mucho madrugar, amanece más temprano”. Después, se personaliza de diferentes maneras:

  • Seleccionar la primera parte de la frase y cambiar las vocales por números según el código Leet: “n0p0rmuch0m4drug4r”.
  • Añadir algunas mayúsculas en una posición sencilla de recordar, como en las dos primeras consonantes: “N0P0rmuch0m4drug4r”.
  • Incluir también símbolos al principio o al final de la contraseña: “N0P0rmuch0m4drug4r?%”.
  • Elegir la letra inicial de cada palabra de la frase: “npmmamt”.
  • O solo las vocales: “oouoauaaaeeaeao”.
  • Completar con algún número que sea fácil de recordar para el usuario y añadirle un número más: ““npmmamt78296”.

Se pueden intentar diferentes combinaciones, las que resulten más prácticas en cada caso, como reducir la frase a consonantes e incorporar caracteres especiales, alternar algunas mayúsculas o combinarlo con fechas que solo el internauta conozca.

 

Algunos programas

 

 

programas contraseñas seguras.jpg

 

Por último, existen programas y apps para crear contraseñas seguras, como Dashlane, PassFinder o RandPass, que no solo generan claves según las características que elija el usuario (atendiendo a longitud y tipo de caracteres), sino que, además, permiten almacenarlas para poder consultarlas en el momento necesario.

 

Por Noelia Martínez

Imágenes | Micah Williams, Dan Nelson on Unsplash, Dashlane